Inventario Botánico

El edén de Matute

Brotan ojos de agua y corre el viento puro, para que crezca en este jardín botánico la colección de plantas caribes, tan colosales, tan delicadas

Carne, yuca y pepas

En la densa selva y en la ancha sabana, en esta Colombia de la yuca brava y el casabe, los llaneros y los amazónicos tienen mucho alimento para llenar sus canastos

Pueblos: San Joaquín

La historia oficial no la reivindica como la homenajeada, pero este pueblo de Santander se llama como una planta que abunda.

Pueblos: La Uvita

Un fruto que a veces es rojo y otras morado, y un vocablo indígena que habla de la fértil tierra, le dan el nombre a este pueblo de Boyacá.

Pueblos: Guane

Tan bello que complementa a Barichara, este corregimiento de Santander fue epicentro de cultura indígena y tierra de un cactus en su honor.

Pueblos: Gramalote

Célebre por el colapso geológico que lo hundió, este pueblo se llama como una gramínea que abunda en las laderas que lo circundan.

Región con fibra

El fique es una de las figuras naturales principales de esta mirada que le damos ahora a las artesanías de Oriente.

Las islas del cielo

Una bendición, la más grande de la naturaleza, son los páramos. De ellos se nutre de agua la mayor parte de Colombia.

El sabio Hernández

Este científico bogotano, conocido como Mono Hernández, trabajó para formar las áreas protegidas en Colombia y es considerado padre de los parques naturales.

Los pantanos de Arauca

Es tan descomunal que ha habido que dividirla en cuatro subregiones. Así, y más grande, es Arauca

La herramienta del canto

Abundante en árboles de gigantes maderas sonoras, Oriente también es rica en plantas, pastos y tallos que ayudan a ponerle música a la vida.

Las que dan estas tierras

Ásperos, casi hostiles, estos suelos de Oriente parecieran incapaces de producir lo que producen en frutas